top of page
Buscar
  • inmtecsas

6 Criterios Clave para el Diseño de un Laboratorio de Microbiología Eficiente y Seguro

Actualizado: 11 oct 2021



En este articulo presentaremos los 6 criterios más importantes a la hora de realizar el diseño de un laboratorio de microbiología eficiente y seguro.


Cuando hablamos de diseño de laboratorios debemos tener en cuenta que estamos tratando de un tema amplio y complejo en el que se debe tener en cuenta aspectos específicos que en otro tipo de proyectos no tendrían ninguna relevancia.


Uno de los aspectos mas importantes a considerar tiene que ver con la naturaleza de las pruebas o análisis que se van a llevar dentro del laboratorio sean análisis físicos, químicos, microbiológicos, metrológicos y/o sensoriales, solo por mencionar algunos de los mas comunes en la industria en general.


En esta oportunidad vamos a puntualizar en los laboratorios de pruebas microbiológicas, los cuales tienen una amplia aplicación en la industria farmacéutica, de alimentos y clínica, y vamos a resaltar algunos criterios generales clave de gran relevancia para que un laboratorio de microbiología pueda funcionar de manera eficiente y segura en cualquier tipo de industria o aplicación particular.



1. Elija una ubicación adecuada


Los laboratorios de pruebas microbiológicas pueden llegar a ser una fuente de contaminación para procesos de producción o para otras dependencias especialmente cuando ocurren fallas en sus sistemas de contención, fallas en sus sistemas de esterilización, fallas en procedimientos de sellado y transporte de residuos y/o por descuido del personal en observar rigurosamente las medidas de bioseguridad e higiene.


Considerando lo anterior, siempre será conveniente tratar de ubicar el laboratorio de microbiología en zonas alejadas que no tengan comunicación directa con áreas de producción u otras dependencias susceptibles de contaminarse.


De esta manera el riesgo de contaminación cruzada desde el laboratorio hacia zonas aledañas se minimiza lo mejor posible en caso de ocurrencia de alguna de las fallas mencionadas. Esto es especialmente importante en laboratorios de Bioseguridad Nivel II, III o IV.



2. Entienda y defina las dinámicas de trabajo en el laboratorio de Microbiología


El punto de partida para garantizar un laboratorio de microbiología eficiente y seguro tiene que ver con entender cuales son las dinámicas de trabajo derivadas de los análisis que se pretenden realizar.


Para esto, en primer lugar, se debe tener conocimiento del inventario de muestras, equipo de laboratorio, materiales, insumos, reactivos y demás elementos que serán utilizados en el laboratorio.


Este es un aspecto muy importante porque todo el diseño del laboratorio, sus acabados arquitectónicos y materiales de construcción, sus controles ambientales y la distribución de sus áreas, serán definidos en gran parte según la naturaleza de las muestras, reactivos e insumos a manipular.


Definitivamente los materiales de construcción, controles ambientales y mobiliario técnico no pueden ser los mismos para trabajo con o sin patógenos. Tampoco pueden ser los mismos para muestras de suelo que para aguas residuales, para medicamentos y/o cosméticos, por lo cual un buen entendimiento de todos los elementos que hacen parte de las dinámicas de un laboratorio de microbiología es un factor clave para su buena planificación.


En segundo lugar, es importante entender los flujos de trabajo como parte de las dinámicas de un laboratorio de microbiología. Para esto se debe entender cuales son las secuencias en las que se mueven las personas, las muestras, los materiales e insumos y los residuos durante la ejecución de los análisis, como factor vital para lograr una buena distribución de áreas que facilite y soporte las dinámicas de trabajo.



3. Separe los flujos de trabajo para evitar contaminación cruzada en el Laboratorio


Para laboratorios de microbiología el tema de control de contaminación cruzada es prioritario y una medida que va a contribuir grandemente en este sentido es generar una separación de flujos de trabajo.


Para laboratorios de microbiología se recomienda tener separadas las rutas de ingreso de personal, muestras y salida de residuos. Tener una misma ruta de entrada para personal, muestras y salida de residuos puede convertirse en un foco de contaminación cruzada importante, especialmente cuando pueden ocurrir fallas en los procedimientos de esterilización y retiro de residuos, y tengo que pasar con estos por el mismo lugar en donde el personal se higieniza para entrar al laboratorio.



4. Separe las cabinas de flujo laminar y/o cabinas de bioseguridad en el Laboratorio


El trabajo en cabinas de flujo laminar es parte esencial en todo laboratorio de microbiología pues allí se llevan a cabo las tareas de siembra microbiológica que requieren de un ambiente estéril que proteja la muestra, y en ocasiones, cuando se utilizan muestras peligrosas, también al usuario o al ambiente de trabajo para lo cual se emplean cabinas de seguridad biológica.


Para laboratorios de bioseguridad Nivel II, III y IV, las cabinas de seguridad biológica constituyen la primer barrera de contención para evitar contaminación cruzada fuera de las premisas del laboratorio y esto lo logran gracias a su combinación de filtros Hepa de alta eficiencia que garantizan un aire estéril en el área de trabajo para proteger la muestra y al mismo tiempo garantizan que la contaminación no salga de la cabina hacia el operario o al ambiente de trabajo cuando se utilizan muestras peligrosas.


Teniendo en cuenta la criticidad de la operación y procesos que se ejecutan en las cabinas de flujo laminar y/o cabinas de seguridad biológica, es importante separar el lugar donde operan las cabinas del ambiente general de trabajo.


Como ya lo explicamos, las cabinas dependen de sus filtros HEPA para garantizar la protección de la muestra, del usuario y del ambiente de trabajo para el caso de las cabinas de seguridad biológica, por lo tanto, cualquier falla en alguno de sus filtros o incluso una falla en la operación del ventilador puede hacer que la contención en la cabina se debilite, generando posibles riesgos de contaminación en la muestra o riesgos de contaminación para el personal y el ambiente de trabajo.


Si el laboratorio está bien diseñado, y las cabinas están aisladas del resto de procesos, los riesgos de contaminación se minimizan en caso de falla operativa, pues se tiene la contención secundaria generada por las paredes del cuarto en el que estas operan de manera aislada al resto del laboratorio y de esta manera se puede lograr controlar la contaminación en sitio de manera eficiente.



5. Separe las fuentes de contaminación en el laboratorio de Microbiología


En los laboratorios de microbiología existen algunas fuentes usuales que pueden generar problemas de contaminación e impactar negativamente las condiciones del ambiente de trabajo.


Una de estas posibles fuentes son los autoclaves que usualmente se utilizan en los laboratorios de microbiología para esterilización de medios de cultivo y esterilización de material contaminado.


Como sistemas de esterilización por medio de vapor, los autoclaves pueden llegar a modificar las condiciones de temperatura y humedad relativa en los laboratorios, especialmente en el momento de apertura de sus puertas, después de algún ciclo de esterilización, aportando una buena cantidad de humedad y calor al ambiente interior del laboratorio y haciéndolo proclive a la proliferación de microorganismos, especialmente cuando las tasas de ventilación y renovación del aire en el laboratorio no son adecuadas.


Adicionalmente, los autoclaves pueden convertirse en una fuente de contaminación cruzada cuando por fallas operativas no logran generar una adecuada esterilización del material contaminado y su utilización se convierte en un riesgo para todo el laboratorio.


Por todo lo anterior, una buena practica para todo laboratorio de microbiología es que los autoclaves estén separados del resto de actividades y procesos del laboratorio, especialmente los que se utilizan para esterilizar material contaminado, por lo cual es recomendable tener un cuarto independiente para tal fin.


Otra fuente de contaminación usual en un laboratorio de microbiología puede ser el almacenamiento de reactivos, ya que, si no son almacenados de manera adecuada y con la ventilación y filtración de aire requerida, los vapores residuales pueden acumularse en el recinto y deteriorar la calidad de aire interior exponiendo a los usuarios del laboratorio.


Para esto se debe pensar en una solución de armarios ventilados para reactivos y siempre asegurar que el laboratorio cuente con un sistema de ventilación con tasas adecuadas de recambios de aire y filtración.



6. Garantice el acceso total para limpieza y desinfección en el Laboratorio de Microbiología



Nuevamente, haciendo énfasis en la importancia de garantizar un adecuado control de contaminación en un laboratorio de análisis microbiológicos, es muy importante que los procesos de desinfección y limpieza de superficies se pueda garantizar de manera adecuada y permanente en todos los espacios y zonas del laboratorio.


Para esto es necesario prever para cada espacio que los acabados arquitectónicos en pisos, paredes y cielo rasos faciliten los procesos de desinfección a través d e superficies y materiales lisos, no porosos ni absorbentes.


Se deben evitar a toda costa los lugares, estantes, gabinetes y mesones que dificulten o impidan el fácil acceso para limpieza y desinfección, pues lógicamente el personal de aseo y limpieza simplemente no podrá hacer su trabajo en lugares que no sean accesibles.


Ellos no limpiarán los lugares de difícil acceso como la parte superior de gabinetes altos en los cuales para acceder se requiera de uso de escaleras o ayudas adicionales.


Por lo tanto, una buena práctica es evitar armarios o gabinetes altos, o, en caso de tenerlos, pegarlos al cielo raso para evitar acumulación de suciedad en sus partes altas. Lo anterior también aplica para rincones, esquinas o espacios demasiado estrechos entre equipos de piso y mesones en donde es difícil acceder con implementos de aseo.


En este sentido el diseño del mobiliario en un laboratorio de microbiología juega un papel preponderante, pues debe estar concebido para que las tareas de limpieza y desinfección se puedan garantizar debajo, dentro y sobre los mesones de trabajo.


Como se ha explicado, para que un laboratorio de microbiología sea eficiente y seguro, se deben considerar aspectos muy particulares que normalmente no tendrían cabida en otro tipo de laboratorios y aunque el tema es mucho más amplio, escogimos algunos de los aspectos que consideramos más relevantes, sin que ello signifique que los otros criterios no mencionados como los requisitos de ventilación y filtración de aire, los aspectos de seguridad humana y/o ergonomía, sean menos importantes.


En cualquier caso, la mejor recomendación de todas cuando se quiere diseñar y adecuar un laboratorio de microbiología, es acudir a un equipo de profesionales expertos en el tema quienes consideraran absolutamente todos los aspectos importantes para que el laboratorio sea eficiente y seguro.


Por este motivo, y si te gusto el articulo y tienes preguntas o dudas te invitamos a contactarnos de inmediato. ¡Gracias por leer!



> ¿Ya conoces nuestro servicio de Diseño y Construcción de Laboratorios?


Haz Clic Aqui para saber más de nuestro servicio

4181 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page